Mi hijo aprieta y chirría los dientes. ¿Ese es tu caso? Si es así lo probable es que tengáis en casa un caso de bruxismo infantil, algo mucho más habitual de lo que creemos. Lejos de lo que sucede con los adultos, los casos de bruxismo en niños suele ser algo meramente circunstancial y temporal.
No es la primera vez que un padre o una madre acude a nuestra consulta y nos comenta esto: mi hijo aprieta y chirría los dientes, o sólo hace una de las dos cosas. En definitiva, el bruxismo infantil, como el adulto, está a la orden del día. Factores como el estrés, la ansiedad y las prisas contribuyen a acelerarlo.

mi hijo aprieta y chirría los dientes

Cuando nos encontramos en una situación así, lo recomendable de inicio es visitare a nuestro dentista de confianza. Porque lo primero es descartar que la motivación de ese apretar o chirriar sea físico. Así, el odontopediatra comprobará la alineación dental del niño y otros factores que le ayuden a saber si todo tiene una motivación física o, por contra, es algo más vinculado a lo psicológico y emocional.

Sí, habéis leído bien, todo aquel padre o aquella madre que se pregunta por qué mi hijo aprieta y chirría los dientes, tiene que tener claro que quizás todo puede tener un condicionante emocional. Como por ejemplo una mala experiencia en casa o en el colegio, el comienzo en la guardería, temores, miedos, inseguridades…

Y muchas más circunstancias que pueden hacer que, temporalmente, el niño o la niña apriete o chirríe los dientes. Suelen ser cuadros que desaparecen por sí mismos. Aunque existe la manera de mejorarlos y que el día a día del pequeño y de sus padres también mejore.

Si vivís en Sevilla y tenéis un problema de bruxismo infantil, podéis reservar una primera cita con nosotros.

¡Bienvenidos a la familia de Bapident! 🙂

Leave a reply