Está comprobado que una gran parte de la población presenta mal alineamiento en la dentadura y requieren de un especialista en ortodoncia. Recibir un tratamiento para la dentadura es algo que debe ir más allá de lo estético. Se debe hacer por salud, ya que un mal alineamiento dental puede causar a largo plazo la perdida de la dentadura y sufrir de enfermedades como bruxismo, que consiste en rechinar los dientes cuando se está durmiendo.
En la actualidad existen muchos mitos sobre la ortodoncia, y ocurre en muchas ocasiones que las personas prefieren no acudir al ortodoncista por temor, este miedo es producto de los mitos que hay sobre llevar brackets u otras prótesis dentales.

A continuación se mencionan los mitos sobre la ortodoncia más comunes

Los brackets son usados solo por niños y adolescentes:

Esta es una falsa creencia que tienen las personas adultas, si bien es cierto la mayoría de la población que acuden al ortodoncista son jóvenes, sin embargo, esto no quiere decir que los beneficios sean solo para ellos.

Los aparatos no permiten comer cualquier comida:

Este es otra creencia distorsionada que tienen las personas que nunca han usado aparatos o brackets, puesto que han escuchado que mientras se tiene aparatos solo se pueden consumir alimentos líquidos. La realidad es que al momento de colocar los brackets se debe tener mucha precaución con los alimentos los primeros tres días, luego se pueden seguir consumiendo los alimentos que se frecuentan y en la misma cantidad.

Los brackets son antiestéticos:

Actualmente existen diversos modelos de aparatos que no se notan; a estos aparatos se les conoce como ortodoncia lingual, y pueden colocarse de manera oculta; así como también se pueden colocar de la manera tradicional y existen diversos colores para su elección.

Todos los odontólogos colocan prótesis:

Para colocar prótesis, brackets y reconstrucción de la dentadura es necesario que el odontólogo cuente con la especialización de ortodoncia. En el caso de ser solo odontólogo, dicho especialista detectará el problema en la dentadura y referirá al encargado de colocar prótesis o brackets adaptados a la dentadura que presenta los daños.

No se puede hablar bien con brackets:

Cuando se tiene un agente extraño en el área bucal es normal sentir molestias, sin embargo tener brackets no dificulta la pronunciación, ya que su uso es para los dientes . Y los especialistas lo ajustan de manera que la persona no tenga inconvenientes al comer, hablar y para que no roce las paredes bucales.

El dolor de los brackets es insoportable:

Para nada, el uso de brackets no debe presentar dolor, solo los primeros días de la colocación del arco. Y este dolor se debe a la inflamación que se da porque los brackets están haciendo la función de unificación. Sin embargo, a los días debe remitir el dolor. Por otro lado, existen muchos analgésicos que hacen que solo se sientan molestias mínimas.

Las gomas de los brackets son para adornar:

Las gomas de los brackets no son para adornar la dentadura; estas gomas cumplen un papel fundamental en la unificación del arco de los brackets, pueden ser a base de goma o metálicas. Lo que es cierto es que son de colores y se pueden escoger al gusto.

No importa si nunca voy a un ortodoncista:

Es cierto que ir al ortodoncista no es una obligación, sin embargo, el no ir puede repercutir en la salud de las personas, esto se debe a que el mal alineamiento de los dientes pueden traer consecuencias con el paso del tiempo. Por ejemplo, si hay un mal alineamiento de los dientes, los terceros molares difícilmente podrán salir o harán lo posible por hacer espacio, ocasionando dolor y un aspecto antiestético.

Esperamos que te haya gustado este artículo sobre los mitos sobre la ortodoncia. Si vives en Sevilla y quieres que revisemos el estado de tu dentadura puedes coger una cita con nosotros. 😊

¿Necesitas una cita?

Leave a reply