En nuestro último artículo queremos explicaros al detalle qué es un podólogo, en qué consiste su trabajo, qué engloba la podología y todo lo que tiene que ver con el cuidado de la salud de nuestros pies. 

Un podólogo se encarga de todo lo que tiene que ver con el cuidado de la salud de nuestros pies. Un podólogo se encarga de realizar un seguimiento exhaustivo de cualquier patología del pie que pueda presentar un paciente. Es el profesional acreditado por su formación y experiencia para atender cualquier problema relacionado con el buen estado de nuestros pies. Cualquier solución alternativa no es recomendable.

Problemas del pie que tratan los podólogos

El podólogo se encarga de tratar cualquier patología relacionada con nuestros pies: demartitis, problemas relacionados con la piel, problemas en las uñas, problemas óseos, inconvenientes por dolores o molestias… en definitiva, el podólogo está preparado para tratar cualquier afección relacionada con nuestros pies.

Este profesional también ve en el día a día a trabajadores con problemas en sus pies relacionados con el desempeño de su profesión directa o indirectamente.

Cualquier problema que pueda surgirnos en los pies debemos ponerlo en sus manos: dolor de pies a solucionar con plantillas, un juanete, uñas encarnadas, pie de atleta, exceso de sudoración, mal olor de pies…

Por qué debemos acudir al podólogo

Además de poner nuestros pies en las mejores manos y solucionar cualquier problema de salud relacionado con nuestros pies, al acudir al podólogo también podemos detectar problemas de salud que padecemos y no lo sabíamos para darle la mejor solución personalizada.

Se recomienda acudir a este especialista desde la etapa más inicial de la vida, siendo un bebé. También los niños, los adultos y los mayores deben visitar regularmente a estos profesionales para que puedan realizar un seguimiento de las posibles patologías que puedan presentar por sus diferentes circunstancias vitales.

Algunos consejos para el cuidado de nuestros pies

  • Usa un zapato cómodo y bueno.
  • Evita el abuso de zapatos con tacón muy alto.
  • Evita zapatos de punta estrecha.
  • No uses zapatos que no son de tu talla o no te quedan bien.
  • Secar bien e hidratar nuestros pies.
  • Higiene del pie en general, especialmente en sitios públicos.

Esperamos que os haya gustado este artículo sobre el trabajo de los podólogos. Si tenéis alguna duda o necesitas más información sobre la salud del pie, sólo tenéis que contactarnos. ¡Os esperamos en nuestra clínica del pie en Sevilla!

¿Necesitas una cita?

Leave a reply