El blanqueamiento dental es muy conocido por ser una técnica odontológica con la que se logra cambiar la tonalidad de las piezas dentales a su color original hasta obtener como resultado una sonrisa más blanca y brillante. En este artículo queremos responder a esta pregunta: blanqueamiento dental profesional o blanqueamiento dental casero.

A la hora de plantearnos un blanqueamiento dental de nuestra dentadura, podemos recurrir a profesionales o, aunque no sea la opción más recomendable, optar a una solución casera.

El blanquemiento dental profesional se lleva a cabo en una clínica profesional y es realizado con materiales especiales para ello, mientras que el blanqueamiento dental casero lo realiza la persona por sí misma con todo tipo de soluciones que ha podido adquirir por sus propios medios y sin control de un profesional.

Este tratamiento es excelente, siempre que se realice bien, para eliminar la mayoría de las manchas dentales originadas por el consumo de fármacos como las tetraciclinas, alimentos con alta concentración de pigmentos como el café, las bebidas carbonatadas, el tabaco y el vino tinto.

Blanqueamiento dental profesional

Es la modalidad que recomendamos debido a que es más seguro para el paciente y además proporciona un resultado más evidente.

El procedimiento suele durar cerca de una hora, tiempo suficiente para que la persona pueda observar los cambios. Aunque está comprobado que si se efectúa una limpieza dental antes del blanqueamiento, el resultado será de mejor calidad a la vez que se garantiza una mayor duración.

Un blanqueamiento dental hecho por un odontológo experto tiene numerosas ventajas como:

  • Garantía de resultados inmediatos
  • Seguridad en todo momento
  • No requiere de ningún trabajo por parte del paciente

Blanqueamiento dental casero

A menudo, muchas personas acceden por sí mismas a a un kit de blanqueamiento dental casero. Un tratamiento aparentemente sencillo y relativamente fácil de ejecutar que consiste en aplicar una determinada dosis de productos elaborados a base de peróxido de carbamida o peróxido de hidrógeno a toda la dentadura.

Debido a los peligros que representa el uso de las sustancias antes mencionadas sin un control de un especialista no recomendamos esta clase de blanqueamiento dental. De hecho, el Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos solo considera seguro su empleo cuando un profesional certificado lo preescribe.

Para terminar te recordamos que nunca es bueno caer en obsesiones. En este artículo os hablamos de la blacorexia, una obsesión por tener los dientes cuanto más blancos.

Esperamos que os haya gustado este artículo sobre el blanqueamiento dental profesional y el casero. Si vives en Sevilla y quieres que revisemos la salud de tu boca puedes coger una cita con nosotros. 😊

¿Necesitas una cita?

Leave a reply