El calzado en verano es sin duda es una de las realidades que nos preocupan con la llegada del periodo estival. Los días soleados del verano permiten lucir modelos y diseños únicos que cualquiera quisiera tener, a pesar de la diversidad que existe en calzados, preguntarse qué llevar en verano es algo habitual.A continuación te daremos algunas ideas sobre las mejores opciones de calzado en verano:

Fíjate en la calidad del calzado. Muchas veces nos dejamos guiar por la apariencia del zapato, es por ello que debes preguntarte en qué ocasiones puedes usar ese calzado que tanto te gusta. Y si realmente podrías pasar un rato cómodo con ellos teniendo en cuenta el material y la calidad.

Transpiración. Asegúrate de que el material del zapato que quieres permita el paso del aire. Esto es muy importante para evitar problemas de hongos, mal olor e incomodidad.

Zapatos con aberturas. Si eres de los que prefiere andar con zapatos cerrados haz un esfuerzo y lleva zapatos más holgados y abiertos en verano. Hay sandalias con diseños semi-abiertos que favorecen el paso del aire.

Zapatos deportivos en verano. El calzado en verano que muchos prefieren son los zapatos deportivos. Asegúrate de que estos diseños permitan el paso del aire y puedan usarse con calcetines finos o sin ellos.

Calzados de moda en verano

El calzado en verano está lleno de glamour y diseños para todo tipo de gustos; lo más importante siempre será que te sientas cómodo con el zapato que llevas puesto. Cuando llega el verano hacemos cambios de nuestra ropa habitual para usar atuendos frescos acordes a nuestro calzado.

Podrías seguir las siguientes sugerencias:

Los colores en el calzado: el verano es una época colorida y de nuevas tendencias. Si no eres muy experto en moda o no es de tu gusto, puedes comprar zapatos o sandalias de color blanco, nunca pasan de moda. Además, quedan bien con cualquier atuendo que lleves y son muy neutrales. En cambio, si eres un apasionado de la moda y del verano puedes comprar calzados de color verde, naranja, beige y azul marino. Sirven mucho para resaltar en el caso de que lleves una ropa sencilla y de color uniforme.

El tacón: el tacón del zapato que lleves debe ir con tu personalidad y lo que haces diariamente. Si normalmente estás acostumbrado a caminar bastante, lo más apropiado es que el tacón de tu zapato sea pequeño, con un material a base de goma o de corcho.

Materiales: el calzado en verano tiene materiales de jean, cremalleras y cueros de colores. El cuero es el calzado ideal para el verano, es resistente, se puede conseguir en diversos colores y es perfecto para los tiempos donde hace mucho calor. La lona también se recomienda en niños y adultos.

Estampados: el calzado en verano debe ser llamativo y elegante y los estampados pueden cumplir estas dos funciones. El verano es una excelente oportunidad para llevar diversos colores en un mismo calzado.

Mules: este diseño tiene su auge en los años 90 y sigue sin perder su elegancia y su look formal, son ideales para quienes tienen trabajo de oficina y necesitan algo ligero, formal y cómodo.

Esperamos que os haya gustado este artículo sobre cómo debe ser el calzado en verano. Si vives en Sevilla y quieres que revisemos la salud de tus pies puedes coger una cita con nosotros. 😊

¿Necesitas una cita?

Leave a reply