La higiene de las encías puede garantizarse de diferentes maneras. En este artículo queremos hacer un repaso sencillo a las técnicas más recurrentes y conocidas que existen para cuidar de las encías. 

La limpieza de las encías

  • Garantizar una higiene bucodental óptima.

Realiza un cepillado de dientes completo durante aproximadamente dos minutos. Con un cepillo de dientes que esté en buen estado -debes sustituirlo cada tres meses- y la técnica recomendada. En este apartado es importante limpiar con el cepillo ligeramente inclinado en la línea de las encías.

Utiliza los complementos de higiene oral recomendados para combatir la placa y el sarro. Hilo y seda dental, enjuague bucal, cepillos interdentales, irrigador dental…

  • Visita de forma regular a tu dentista.

Él podrá comprobar el estado de salud de nuestras encías, detectando a tiempo cualquier problema y dándole la mejor solución. Asimismo, al menos una limpieza dental profesional al año es recomendable para garantizar el buen estado de las encías.

  • Soluciones caseras.

El consumo de productos como el té o la manzana, por ejemplo, nos ayuda a combatir la aparición de la placa dental y a cuidar de nuestras encías.

Esperamos que os haya gustado este artículo sobre el cuidado de las encías. Si tienes alguna duda o necesitas más información acerca de la zona gingival y su higiene no dudes en contactarnos.

¿Necesitas una cita?

Leave a reply