El calzado ideal para las personas diabéticas debe reunir unas características que agrupamos en este artículo para resolver las dudas de las personas afectadas, familiares y personas cercanas. 

El diabético debe extremar el cuidado de algunas facetas de su salud, y los pies representan un punto muy importante. En este artículo ya os explicamos cómo debe ser el cuidado del pie en estas patologías.

Los zapatos para personas con diabetes

  • Un cierre de velcro cómodo y que no moleste siempre es importante.
  • En el interior del zapato se recomienda por ejemplo un forro acolchado y confortable. Es importante que no tenga costuras y que tengas características contra las bacterias.
  • La puntera de estos zapatos es mejor que sean redondas, así la circulación sanguínea se ve favorecida.
  • En la parte trasera, además de cierta profundidad, lo mejor es un calzado de contrafuerte firme y redondo. Con estas condiciones siempre es más complicado que aparezcan las ampollas. El tacón debe tener entre 2 y 5 cm de alto y siempre con refuerzo para mejorar la comodidad.
  • En cuanto a la suela el material debe ser ligero y se sugiere el plástico que no deslice. Así reducimos la posibilidad de agotamiento característica de estas personas y también las posibilidades de accidentes. La suela no debe ser demasiado fina ni tampoco excesivamente blanda.
  • Otras condiciones: se recomienda que el zapato no apriete, sino que sea más bien ancho; siempre cerrados, sin aperturas que faciliten la entrada de suciedad; materiales de calidad y que transpiren.

Esperamos que este artículo os haya ayudado a comprender mejor cómo deben ser los zapatos para diabéticos. Si vives en Sevilla y quieres que revisemos la salud de tu boca puedes coger una cita con nosotros. 😊

¿Necesitas una cita?

Leave a reply