La historia del cepillo de dientes comienza con las primeras civilizaciones del mundo. Los egipcios adaptaron palillos que usaban para limpiar los dientes. En estos palillos agregaban mezclas que eran hechas a base de hierbas. Mucho antes, en la prehistoria, ya hay registros del uso de otro tipo de palillos para la higiene oral. 
En la historia del cepillo de dientes también existe registro de que los chinos habían creado una especie de cepillo de dientes que consistía en un trozo delgado de madera y pelos de animales que cumplían la función de las cerdas.  A pesar de que aún no habían creado un dentífrico, la creación de este cepillo de dientes se expandió por otros continentes, siendo uno de los productos más valorados y comprados en Europa.

La historia del cepillo de dientes

A medida que fueron pasando los años, las civilizaciones empezaron a notar que aquellos cepillos de dientes se dañaban fácilmente y generaban molestias e inflamaciones en la cavidad bucal. Esto se debía a que las astillas del cepillo de dientes se quedaban en los dientes y generaban infecciones, dolores e incomodidades.

Nuevos aportes

La medicina motivo y sugirió a los creadores de los cepillos de dientes a fabricar cepillos con mejor higiene y hechos con otro tipo de materiales. Específicamente, en el siglo XIX Pasteuor dio un discurso detallado de sus estudios recientes acerca de los gérmenes y las bacterias y como éstos se acumulaban en los cepillos de dientes que eran hechos a base de animales.
Años más tarde, se empezaron a fabricar cepillos de dientes con cerdas de nylon; cepillos que se recomendaba cambiar cada 6 meses.

Actualidad

Gracias a la historia del cepillo de dientes ya no se comenten los errores pasados, y siguen creándose nuevos cepillos de dientes pensando siempre en no causar daños en las encías y demás tejidos de la boca.

Cuáles son los cepillos de dientes más usados actualmente

Cepillos de dientes interproximales: estos cepillos son pequeños y sirven para limpiar prótesis, brackets y zonas de la cavidad bucal que son de difícil acceso.

Cepillos estándar: estos cepillos son siempre de un mismo tamaño y poseen cerdas de nylon que tienen diferentes grados de dureza.

Cepillos eléctricos: estos cepillos se usan muy fácilmente y son muy eficaces a la hora de limpiar los dientes y combatir la aparición de la placa bacteriana.

Esperamos que os haya gustado este artículo sobre la historia y evolución de los cepillos de dientes. Si vives en Sevilla y quieres que revisemos la salud de tus dientes puedes coger una cita con nosotros. 😊

¿Necesitas una cita?

Leave a reply