Muchas personas usan piercings orales, ya que consideran que esto forma parte de su estética. Ciertamente en algunos lugares del cuerpo no representan mayor riesgo, sin embargo hay personas que son más atrevidas y se los colocan en la boca. Algunos conocen las consecuencias de ellos, y otros simplemente lo hacen sin saber el riesgo de los piercing orales y las afecciones que pueden desencadenar. 

Cuando se habla de piercings orales se hace referencia a los piercings que se colocan en los labios, lengua y mejilla. El riesgo va a depender de la zona donde sea colocado. La boca es una zona llena de bacterias y repleta de terminaciones nerviosas, es por ello que un piercing en esta zona puede tener daños irreversibles.

Si ya has tomado la decisión de llevar un piercing en el área bucal, es sumamente importante que leas acerca del riesgo de los piercing orales. Brevemente te explicamos los riesgos de llevar un piercing oral.

Riesgo del piercing en la lengua

Si un piercing es colocado en la lengua de forma incorrecta la persona puede sufrir de una severa hemorragia, esto se debe a que la lengua está rodeada de terminaciones nerviosas. Después de la colocación del piercing la lengua estará inflamada, y ésta puede contaminarse con las bacterias que habitan en nuestra boca.

Riesgo del piercing en la mejilla

Al realizar una perforación de la mejilla e introducir un objeto metálico que exponga la parte externa e interna de la boca, puede fácilmente contaminarse y dar como resultado una grave infección.

Riesgo del piercing en los labios

Llevar un piercing en los labios será un problema, esto se debe a que mientras transcurre el tiempo de la recuperación será difícil para comer. Además, el piercing puede rozar las encías o algún diente y provocar una infección o aftas bucales.

Complicaciones

El riesgo de los piercing orales es un problema que muy pocos jóvenes toman en cuenta antes de hacerse una perforación en el área bucal. Una de las complicaciones que pueden derivar de estos piercings es una infección tanto en la boca como en el tracto digestivo.

Hay posibilidades de que el piercing no cicatrice y se complique el área bucal. Esto se debe a que la boca es un área húmeda, lo que impide una rápida cicatrización.

Otra de las complicaciones es perder los dientes por llevar piercing en los labios. Una de las mayores complicaciones y riesgos que tienen las personas que llevan piercing en la cavidad bucal, es que si los instrumentos con los que fueron perforados no fueron esterilizados correctamente, pueden contraer enfermedades como la hepatitis.

El riesgo de los piercing dentales puede ocasionar alergias, debido a que un metal es un agente desconocido para el organismo, y éste hará todo para rechazarlo.

¿Qué hacer después de tener un piercing dental?

Si ya tienes un piercing en la boca debes seguir las siguientes pautas, indiferentemente de presentar alguna complicación o no.

Esterilizar cada cierto tiempo el piercing en agua hirviendo.

Esperamos que os haya gustado este artículo sobre los piercings orales y sus consecuencias sobre la salud bucodental. Si vives en Sevilla y quieres que revisemos la salud de tus pies puedes coger una cita con nosotros. 😊

¿Necesitas una cita?

Leave a reply