Los implantes dentales  son fusionados con los huesos maxilares; una vez que están fijos, el especialista procede a colocar las prótesis dentales o los dientes artificiales.

¿Qué es un implante dental?

Los implantes dentales están hechos de titanio y su proceso de colocación se realiza mediante una intervención quirúrgica. A diferencia de los puentes, los implantes dentales quedan fijos, estos implantes se colocan en el hueso de la mandíbula.

En otras palabras, los implantes dentales se convierten en raíces dentales que sujetan un diente artificial. Cualquier persona puede llevar un implante dental, aunque se requiere una intervención quirúrgica con una recuperación rápida. Los implantes dentales han sido diseñados para dar una impresión de tener una dentadura natural.

¿Por qué hay que poner un implante dental?

Hay que estar muy seguros al momento de optar por los implantes dentales. Dichos implantes deben ser usados en casos de haber perdido dos o más dientes.

Si tienes dientes que pueden recibir tratamientos y pueden ser salvados podrías descartar la idea de llevar implantes dentales. Sin embargo, el especialista te dirá si tus dientes están lo suficientemente deteriorados para ser sustituidos por este tipo de tratamiento.

 ¿Duele la intervención?

En la intervención quirúrgica el especialista usa anestesia local, lo cual bloquea cualquier sensación de dolor. Después de que la anestesia se haya disipado el dolor será muy leve; con ayuda de antibióticos la molestia apenas se sentirá.
La intervención quirúrgica dura de 30 a 60 minutos. Esto puede complicarse en adultos mayores y personas diabéticas; también puede complicarse en personas que sufran de hipertensión. Por ello, antes de realizar la intervención quirúrgica, el especialista exige una serie de exámenes que le permiten valorar la complejidad.

Una vez ha sido colocado el implante dental, el paciente debe acudir a las revisiones con el especialista para asegurarse de que los tornillos siguen fijos y anclados.

Después del implante

Es muy frecuente que los pacientes pregunten qué ocurre después de la colocación de los implantes dentales. Pueden ocurrir varios episodios. El primero y el más esperado es que la intervención quirúrgica tenga resultados satisfactorios y la persona pueda gozar de su nueva dentadura.

En algunos casos, dependiendo de la edad de la persona y del estado en que se encuentre el grosor de sus maxilares, la persona puede sentir dolor; esto puede ser a causa insuficiencia de tejido gingival.

Por suerte el especialista tendrá la solución para ello. En el caso de que el paciente carezca de tejido gingival, el experto hará un injerto. La intervención quirúrgica puede prolongarse un poco, sin embargo se podrán colocar los implantes dentales.

Es muy importante que tras la intervención quirúrgica el paciente tenga mucho cuidado al realizar la higiene bucal. Los primeros 20 días se debe tener cuidado con los implantes dentales y limpiarlos con cerdas suave.

Esperamos que os haya gustado este artículo sobre los implantes dentales. Si vives en Sevilla y quieres que revisemos la salud de tus dientes puedes coger una cita con nosotros. 😊

¿Necesitas una cita?

Leave a reply