Existen diversos motivos para estar atentos a la salud del pie en verano. En los días áridos del verano debemos cambiar de calzado, para que el pie pueda tener una circulación normal y esté saludable. Muchas veces, cuando usamos calzados nuevos en veranos, podemos presentar heridas producidas por el material del calzado, incluso por el roce del pie y el calor intenso del verano.

Además, debe existir un proceso de adaptación en el pie, ya que pasaremos de llevar calzado cerrado a llevar calzado descubierto. Sumando realidades como que podemos cansarnos más al caminar.

¿Por qué es importante la salud del pie en verano?

Cambios en el calzado: en verano necesariamente se deben usar zapatos que tengan aberturas. Puede ocurrir que los primeros días tengamos una sensación de llevar desprotegidos los pies, y es ciertamente lo que ocurre.

Al quitar los calcetines, nuestros pies están sensibles a los materiales que hace mucho que no usábamos, es por ello que se recomiendan calzados de seda y de texturas suaves.

Está muy atento a tus pies: los días de verano son días excelentes para salir a correr, bailar y cualquier actividad que requiera esfuerzo físico. Pero siempre cuidando de tus pies.

Debido a las altas temperaturas a la que estamos expuestos en verano, podemos padecer de hongos y otro tipo de afecciones en los pies. Puedes darte cuenta de que algo no está bien en tus pies si presentas cambios de coloración en las uñas de los pies.

En caso de hipersudoración: si notas mucha sudoración y mal olor en tus pies, toma en cuenta que puede ser el calzado. Para ello debes de secar muy bien los pies después de bañarte; asimismo asegúrate de que estén secos cuando vayas a colocarte el calzado.

Maten tus uñas cortas: mantener las uñas cortas reduce la posibilidad de acumular hongos y bacterias.

Cuidados que deben tener los deportistas en verano

En el caso de que seas deportista, toma en cuenta estas prevenciones de la salud del pie en verano:

Usa zapatos de goma livianos, que tengan aberturas donde transcurra el aire. Si presentas una herida por el calor, lo mejor es que mantengas 5 ó 7 días de reposo. El calor impedirá que la herida se cicatrice y debes evitar que se infecte.

Para mantener la salud del pie será necesario que después de cada ducha apliques cremas hidratantes en tus pies, de esta manera los pies no pierden la suavidad. Hay que recordar que los zapatos abiertos pueden ocasionar ciertas durezas en la parte baja del pie.

La salud del pie en verano parece un tema sencillo, sin embargo no tener los cuidados necesarios puede traer complicaciones en nuestros pies. Hay que recordar que una de las zonas donde más se acentúan las molestias es en los pies debido a las terminaciones nerviosas que allí se encuentran. Si presentamos molestias en los pies, difícilmente podremos hacer nuestras actividades de rutina.

Consecuencias de no cuidar los pies en verano

Debes tener en cuenta que, a causa de las altas temperaturas y el ejercicio, será más fácil de contraer la patología de pie de atleta; el pie de atleta es un hongo que se propaga por la zona cálida de los pies, si no es tratada a tiempo se puede complicar y extenderse a lo largo del cuerpo.

Esperamos que os haya gustado este artículo sobre la salud del pie en verano. Si vives en Sevilla y quieres que revisemos la salud de tus pies puedes coger una cita con nosotros. 😊

¿Necesitas una cita?

Leave a reply