Es llegar el calor y notar cómo se nos hinchan los pies y las piernas. ¿Te preguntas el porqué? Te lo explicamos las claves de esta realidad, que tienen mucho que ver con la circulación sanguínea. 

Básicamente, es normal que en las piernas y los pies siempre la circulación sea un poco peor; en esta zona de nuestro cuerpo, las venas siempre tienen más complicaciones para hacer que la sangre regrese a nuestro corazón.

Existen unas válvulas que ayudan a que la circulación sea la correcta, impulsando la sangre. Pero si estas válvulas no funcionan de manera adecuada, pueden darse problemas de acumulación de sangre, con hinchazón de piernas e incluso la aparición de varices.

Este problema, también conocido como edema periférico, consiste en una acumulación excesiva de agua en tejidos y músculos de las piernas y los pies. La inflamación de pies y piernas en verano se aprecia más en personas con problemas de circulación o peso excesivo. 

Además, hay que decir que se trata de una patología que da la cara o aumenta durante la época estival porque el aumento de la temperatura dilata las venas y hace que éstas pierdan elasticidad, dándose, como dijimos antes, un empeoramiento en la función de hacer llegar de vuelta la sangre al corazón.

Para sobrellevar mejor el problema de hinchazón en pies y piernas por el calor, además de visitar a un especialista, es recomendable utilizar un tipo de calzado cómodo, no abusar de estar sentados o de pie y cuidar hábitos y alimentación. Asimismo, el agua fría en general y el agua del mar son excelentes aliados.

Esperamos que este artículo os haya ayudado a comprender mejor la inflamación en piernas y pies debido al calor. Si vives en Sevilla y quieres que revisemos la salud de tu boca puedes coger una cita con nosotros. 😊

¿Necesitas una cita?

Leave a reply