La periostitis tibial representa molestias o dolor en el periostio de la tibia. ¿Cómo se manifiesta? Pues con dolor o con un pinchazo en la tibia que a menudo aparece cuando estamos corriendo. Al ser una lesión que a menudo se presenta sin demasiadas molestias, en ocasiones nos permite seguir haciendo ejercicio y tarda en desaparecer.

Una periostitis tibial puede llegar a producir una fractura por estrés en las situaciones más extremas, por lo que lo recomendable siempre en cuanto sintamos cualquier molestia es acudir a un especialista.

¿En qué tipo de personas se manifiesta la periostitis y por qué?

Personas con poca experiencia corriendo o que comienzan a correr después de bastante inactividad.

También se da en personas que, de forma repentina, aumenta en intensidad y cantidad los entrenamientos.

¿Qué hacer si tenemos un cuadro de periostitis tibial?

  • Reduce o limita la carrera por asfalto o superficies más duras y opta por la tierra o superficies más blandas.
  • Revisa la amortiguación de tus zapatillas.
  • Usa medias de compresión, que absorben el impacto y reducen las molestias.
  • Entrena en días alternos, dejando descanso para la recuperación. Asimismo, también es importante realizar ejercicios sin impacto como la natación y la natación.

Es importante tomar medias como las anteriores, además de ir al especialista, y no continuar entrenando como si nada, porque entonces podemos hacer que la periostitis aumente en importancia y tarde más en remitir.

Esperamos que os haya gustado este artículo sobre la periostitis tibial y cómo hacer que desparezca. Si tienes alguna duda sobre esta patología o cualquier problema relacionado con la salud del pie, no dudes en contactarnos.

¿Necesitas una cita?

Leave a reply